No realizar un nuevo pedido desde su país. United States

Cómo limpiar tu toldo de terraza

La mejor manera de conservar tu toldo limpio es lavar regularmente la estructura con agua tibia y jabón y una esponja suave y después aclararlo con agua limpia. Recomendamos una mezcla sencilla del tipo «líquido lavavajillas – agua» que se adapta perfectamente para realizar la limpieza del toldo gracias a sus virtudes desengrasantes. (Atención: producto lavavajillas sin amoniaco)

Nunca hay que utilizar productos detergentes agresivos, lejía o esponjas abrasivas (estropajos metálicos, lijas...).

Es recomendable limpiar tu toldo al menos dos veces al año para que la suciedad no se quede incrustada. Sin embargo, la frecuencia puede variar en función del lugar de residencia. En medios urbanos o a orillas del mar, o en caso de exposición al Norte, se recomienda limpiar el toldo 4 veces al año como mínimo.

De vez en cuando, un simple aclarado con la ayuda de una manguera es suficiente para diluir los depósitos de químicos y otros residuos que se depositan en las esquinas o en los bordes. Es imprescindible secarlo para obtener un resultado perfecto.